EL MARQUÉS, Qro., 18 de agosto de 2020.- José Antonio Olvera venció al COVID 19 gracias a la atención del personal del Hospital General Regional No. 2, El Marqués, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, quien en todo momento estuvo presente de su evolución.
 
El 1 de mayo llegó a la unidad médica con fiebre, dolor muscular, dolor en la piel y dificultad respiratoria, de inmediato se hizo una valoración, se tomó la muestra y fue ingresado a hospitalización, un día después su estado de salud se complicó y los médicos decidieron intubarlo.

“Fui de los más graves en ese tiempo, la atención que recibí fue muy buena, creo que fue excelente porque no me dejaron morir, hicieron todo por salvarme la vida. En las manos de los doctores estuvo actuando Dios”, expresó el paciente.

Por su parte, la señora Rosa Rico esposa de José Antonio, dijo que fue un momento muy difícil como familia, ya que además de su marido, otros 7 miembros de la familia, incluida ella, dieron positivos a COVID 19, por lo que se mantuvieron en aislamiento; sin embargo, agradece que el personal del hospital les comunicaban vía telefónica su estado de salud.
 
Durante una semana se encontró en terapia intensiva y con apoyo ventilatorio, luego de la extubación pasó a piso en medicina interna donde tuvo un seguimiento puntual de los médicos a fin de garantizar su evolución.

De acuerdo con Víctor Hugo Vázquez Velázquez médico internista, el estado de salud de José Antonio era estable, pero delicado; sin embargo, con el apoyo del oxígeno y la vigilancia puntual de sus signos vitales, además del tratamiento correcto fue posible su evolución.

“En un paciente que se le retira el apoyo ventilatorio es importante que se le cheque su capacidad para respirar, además de monitorear si tiene otras enfermedades, en este caso el señor tenía hipertensión arterial, por lo que fue necesario ajustar su tratamiento”, indicó el especialista.

Por su parte, la doctora Carolina Mendoza, jefa del servicio de Rehabilitación Física del mismo hospital, comentó que el trabajo realizado con este paciente fue muy importante, ya que presentaba una fuerte debilidad en las piernas y los brazos, por lo que fue necesaria la terapia en su caso.

“Con él se buscó la movilización de extremidades, recuperar la masa muscular, realizar una activación de los músculos de las cadenas respiratorias”, dijo la titular de rehabilitación.

Asimismo expuso la importancia de brindar una atención humanizada a los pacientes de neumonía por COVID 19, ya que se debe trabajar de manera integral con actividades que les mejoren el ánimo y que eviten un deterioro cognitivo, además de mantener el contacto de los pacientes con sus familiares.