QUERÉTARO, Qro., 28 de mayo de 2020.- El diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Hugo Cabrera, lamentó la visión reduccionista del diputado Antonio Zapata Guerrero, respecto a la naturaleza y finalidad del Poder Legislativo, al considerar que los legisladores no pueden llamar a cuentas a los funcionarios públicos, cuyas declaraciones se publicaron la víspera.

Ello, tras el exhorto que el grupo parlamentario del PRI hiciera para que el titular del Instituto Queretano del Transporte (IQT), Alejandro López Franco, compareciera ante el Poder Legislativo queretano, hecho en febrero pasado.

“Aclaro que desconozco si lo publicado sea realmente lo declarado, ya que reconozco en él una gente con experiencia en la vida pública, particularmente ostentando por segunda ocasión el cargo de diputado local y por tanto, conocedor de sus facultades y obligaciones”, apuntó Cabrera.

Destacó que de ninguna manera hizo un llamado como partido político, “soy militante del PRI pero los pronunciamientos de mi partido los hace la dirigencia estatal; quizá el diputado está confundiéndose por que en el caso del PAN el diputado Dorantes además es dirigente de su partido y cuando éste hace pronunciamientos seguramente marca la línea a los integrantes de su partido”, al tiempo que subrayó que el llamado que hizo fue en su carácter de diputado.

Recordó que el 26 de febrero de este año, se ingresó a la Oficialía de Partes, la iniciativa de referencia donde se busca la comparecencia de los titulares del IQT y SEDESOQ, firmada por su grupo parlamentario.

“Lamento que a pesar de que dicha iniciativa fue turnada el día 30 de abril por razón de su materia, a la Comisión de Movilidad Sustentable y Tránsito, presidida por él  (64 días después de su ingreso cabe precisar). Llevamos 28  días y corriendo, que el presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable y Tránsito aún conociendo el contenido de la misma, no ha citado para sesionar y dictaminar”.

Añadió que es posible que la iniciativa no pueda prosperar de acuerdo a las declaraciones públicas de Zapata Guerrero, pues lo que está solicitando es que, haga su trabajo, cumpla con sus obligaciones y respete la ley, es decir que convoque a sesionar a su comisión; dictamine la misma y ponga en estado de resolución para que el pleno resuelva en definitiva.

“Lo que en el fondo está sugiriendo es que los diputados claudiquemos en nuestras facultades representativas, deliberativas, de control y de rendición de cuentas y que nos convirtamos en meros floreros que sirvan para legitimar cuando sea necesario y que por lo demás, sirvan de ornato”, destacó Cabrera.