CIUDAD DE MÉXICO, 2 de octubre de 2019. — Para el Gobierno de la República este 2 de octubre que no se olvida para los mexicanos debe ser una fecha de manifestaciones pacíficas para darle un nuevo sentido de armonía a la conmemoración de la matanza de estudiantes en 1968.

“El uso de la fuerza no es la opción para resolver problemas que se originan por la falta de libertades, por la falta de justicia, estamos en una etapa nueva en la que el uso de la fuerza a quedado relegado no se puede hablar ni siquiera de la razón de que el Estado tiene el monopolio exclusivo del uso de la fuerza”, dijo desde Palacio Nacional en su conferencia matutina de este miércoles.

“Nosotros queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, convencer no vencer, persuadir, dialogar, vivir en armonía, vivir en paz. Por eso nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres, nunca más un 68 y se está logrando establecer esta nueva política a pesar de provocaciones y de afanes autoritarios”, aseguró.

Citando a Benito Juárez como lo ha hecho reiteradamente en diversos eventos “Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, lanzó el exhorto a los manifestantes a hacerlo sin violencia.

“Los que participan con esta filosofía nos ayuden para aislar a provocadores y ayudar a no caer en provocaciones, no significa enfrentar a los provocadores sino a hacerse a un lado y exhortarlos, llamarlos a que ese no es el camino”, solicitó a los manifestantes que se espera salgan en un contingente alrededor de las 16 horas desde la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco hasta el Zócalo capitalino.

El Primer Mandatario señaló que quienes luchan por derechos y justicia no deben de ocultar su rostro y mucho menos pueden traer armas, considerando que aún así, las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México serán las encargadas de mantener el orden durante todos estos eventos que recuerdan al movimiento estudiantil.

“Piedras o petardos, varillas, nada de eso, no se requieren esas formas, esas maneras y va a estar pendiente la autoridad porque es nuestra función, va a estar a cargo de llevar a cabo todo el seguimiento la jefa de Gobierno (Claudia Sheinbaum) y vamos a apoyarla, todo lo que ella decida”, indicó.

“No hay Gobierno autoritario y no es para culpar al gobierno actual de represor, ni siquiera tenemos recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos por violarlos, y no se ha permitido ningún exceso de las autoridades”, aseguró el Presidente.

Continúa en Quadratín México