OAXACA, Oax., 7 de septiembre de 2019.- A dos años del sismo de 8.2 que afectó a 41 municipios en el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, aún no cierran las heridas que provocó la catástrofe.

El sismo tuvo epicentro en el Golfo de Tehuantepec, a las 23:49, 137 kilómetros al suroeste de Tonalá, Chiapas y tuvo un gran impacto en el municipio de Juchitán, donde dejó severas afectaciones.

El terremoto dejó más de 70 personas fallecidas así como una población mayor a 150 mil damnificados en Oaxaca. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), más de 63 mil casas resultaron afectadas, 40 mil de ellas con daño total. De igual forma, hubo afectaciones en más de dos mil 800 escuelas, de las cuales 293 fueron destruidas totalmente por el movimiento telúrico.

Más de 60 templos religiosos y 35 mercados resultaron dañados durante la catástrofe, al igual que 9 carreteras y 11 puentes. Se registraron más de 20 mil réplicas en los siguientes meses, dos de ellas con una magnitud mayor a 6.1.

Más información AQUÍ