Febrero, mes de las precandidaturas

En lugar de buscar un lugar en la escuela como cada año se acostumbra en los periodos de ciclo escolar, esta ocasión febrero no sólo implicará la educación sino de las reinscripciones en la política.

El 15 de febrero se han dado cita los partidos políticos no sólo para firmar coaliciones como se espera se registre la del PVEM, Panal y el PRI sino para determinar sus candidatos a la presidencia municipal de los 18 ayuntamientos y gubernatura.

En algunos casos no será sorpresa a pesar de que se han formado cuatro grupos en su contra en el interior del PRI en Corregidora, pero tiene más que amarrada la candidatura a la presidencia municipal vía acuerdo es el diputado por el PVEM Ricardo Astudillo.

En El Marqués cuando ya muchos daban por descartado a Mario Calzada y por bueno a Joaquín Cárdenas, resulta que tienen en la fila los “amarres” entre los sectores.

Dicen que son seis los tiradores en el municipio metropolitano, pero en realidad son estos dos personajes los más fuertes y en poco José Gutiérrez Lara, quien ya fue alcalde, pero que no tiene el alcance necesario, según nos dicen fuentes priístas.

Joaquín Cárdenas dicen que podría ser el candidato popular, pero Mario Calzada logró ya el respaldo de los sindicatos de la Sección 1 de la CTM, que no son pocos sus agremiados y además ya estaba por concretar otros acuerdos con sectores más.

Va por la candidatura de unidad y aseguran que es el primer municipio donde puede haber un acuerdo real.

Lo que si nos dicen es que para los priístas la principal competencia es el diputado panista Lupe García, pues es el “candidato de pueblo”.

“Lo conoce la gente, saben como es de parrandero y peleonero, eso es lo que les gusta. A una semana del escándalo que salió en los medios donde sale en estado de ebriedad en una disputa y amenazas, se le vio comprando ‘caguamas’ para regalarlas y echarse un traguito con la gente del pueblo. Con eso hay que luchar, no es que sea mejor, pero es el más conocido”, así nos dijo uno de los operadores priístas.

Es que el PRI va por 30 mil votos esta ocasión, pues dicen que el PAN aunque ha llegado a perder no baja el número de voto duro.

Dicen que a pesar de la creación de colonias y la llegada de nuevos habitantes hacia la zona de La Pradera, Los Héroes o El Mirador, la realidad que observan que ni el 40 por ciento tiene credencial de elector del lugar.

Así la tienen de complicada.

Números, son números

La encuesta que difundió Quadratín y que se realizó en coordinación de Gabinete de Comunicación Estratégica para la presidencia municipal de Querétaro nos dicen causó una gran sorpresa, no sólo porque no esperaban que el panista Marcos Aguilar Vega, les llevara al menos 20 puntos de ventaja en preferencia sino que el más calificado en el PRI fuera el diputado Braulio Guerra Urbiola y no el candidato natural el delegado de la Sedesol Manuel Pozo.

Dijo Braulio que no nunca externó su interés en dicho cargo de elección, lo cual es cierto, siempre quiso ser el bueno para la gubernatura pues no el balde copió parte de la estrategia de publicitaria del gobernador José Calzada; pero con este resultado puso a un priísta a pensar en que pensándolo bien no es tan malo o ególatra si tiene mejor calificación.

La encuesta es el reflejo de lo que piensa la sociedad en el momento y justo coincide con la definición de candidatos…