Andrés Manuel López Obrador la vuelve a hacer y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se la cobra quitando del “aire” nacional el spot en el cual El Peje critica la compra del avión presidencial y denuncia la corrupción de políticos transas y rateros.

El spot “pegador”  fue lanzado desde el 15 de diciembre en internet; reta a la autoridad sin pudor; inicia con la denuncia del tabasqueño, quien fiel a su estilo, advierte que a él y a “su” Morena los quieren desaparecer.

¿Hubieron de pasar tres meses para que los Magistrados y Consejeros electorales por fin se dieran cuenta del peligro que AMLO representa para México?

Ahora, con tan rigurosa aplicación de la ley el TEPJF obsequia al señor López el mejor argumento para fortalecer el discurso victimizador que tanto le ha redituado: acusar a la “mafia del poder” de censurarlo, borrarlo, acabar con él para que no se escuche su voz, justo cuando las encuestas lo ubican como puntero en las intenciones de voto rumbo a 2018.

La provocación dio resultado. El TEPJF picó el anzuelo; aplica un criterio sin precedente y hace sospechar complicidad de la máxima autoridad electoral en el eterno “compló” tan mentado por el mesías tropical.

En redes sociales AMLO acusa que el argumento de los magistrados electorales es el mismo utilizado por el líder del PRI Manlio Fabio Beltrones y otros actores para callar al candidato incómodo por la utilización ilegal de los tiempos oficiales en la promoción de su aspiración presidencial.

¿Pura coincidencia?

No crea usted que la “confabulación” tiene como objeto eliminar al eterno candidato presidencial. Todo lo contrario. La sanción, lejos de afectar la campaña permanente del desaforado ex Jefe de Gobierno le da más aire… y más alas para volar.

Por lo pronto, la sanción tardía del TEPJF ha permitido que el mensaje circule como noticia de alto impacto, precisamente en radio y televisión; la sanción a El Peje torna en oportunidad dorada para lograr publicidad gratuita.

Golpe que no mata, fortalece, dirán los comentócratas políticos.

EL MONJE AZORADO: Rosa Isela Guzmán, supuesta primogénita de El Chapo, acusa al diario británico The Guardian de haber publicado información falsa; asegura que la difama. Reitera ser hija del capo, sí,  pero niega haber dado la entrevista firmada por el reportero José Luis Montenegro, según la cual, “su papá” financió campañas políticas, pactó con el gobierno y concertó su segunda fuga.

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com