QUERÉTARO, Qro., 29 de enero de 2015.- A seis meses de que el poder ejecutivo regresó con observaciones a la Legislatura Local la ley de espacios cien por ciento libres de humo de tabaco, no es posible lograr consensos para aprobar la ley con las tres cuartas partes del pleno, reconoció el diputado local Enrique Correa Sada, presidente de la Comisión de Salud y Población.

El legislador resaltó que existen “intereses particulares de gobierno” en este tema, pero aún se tienen 8 meses para la aprobación y publicación de la ley, por lo que se espera “tener un espacio” para cumplir con este reto cuando termine el periodo del actual gobierno estatal.

Recordó que se modificó la ley orgánica del poder legislativo y ahora no se pueden dejar leyes pendientes a la siguiente Legislatura, por lo que hay ocho meses para sacar el proyecto.

En esos ocho meses, agregó, es muy probable que los intereses particulares de gobierno, ya hayan terminado porque termina su periodo y tendríamos un espacio para este proyecto legislativo.

Luego de que organizaciones sociales iniciaron una queja en la Defensoría Estatal de Derechos Humanos en contra del gobernador por no publicar la ley, el legislador del Partido Acción Nacional (PAN) consideró que la ciudadanía tiene todo el derecho de manifestarse.

“Esta iniciativa ha sido regresado ya al congreso, el poder ejecutivo ya no la tiene para su publicación, está en la comisión y no hemos logrado los consensos para que salga el proyecto, he tomado la decisión de no forzar a que haya un voto negativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que no está de acuerdo a que Querétaro sea cien por ciento libre de humo”, puntualizó.

Agregó que hay intereses particulares en este tema, porque ni siquiera la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) acepta escuchar a sus socios que alegan que la ley actual no las mismas oportunidades para todos los negocios.

“Hay establecimientos que pueden tener una terraza y establecimientos que no pueden tener una terraza y tienen una desventaja desleal que no permite que los negocios crezcan con la misma oportunidad. No hemos logrado un acuerdo con la Canirac y gobierno del estado, veo que hay intereses particulares y no de gremio, porque si viera la Canirac por el gremio, estaría a favor de que el piso fuera parejo”, reiteró.

Aseguró que la legislación que se aprobó hace un año genera un mejor equilibrio económico y comercial, que beneficiaría a todos.