MÉXICO, D.F., 2 de febrero de 2014.- Uno de los retos más importantes para el Partido de la Revolución Democrática (PRD) de cara a la renovación de su Comité Ejecutivo Nacional y a los comicios de 2015 es la unidad entre las diversas corrientes de opinión que confluyen en él, sostuvo el líder fundador, Carlos Navarrete Ruiz.

“El tema de la unidad interna es de la mayor importancia para el PRD. En varias ocasiones hemos dado la imagen de un partido dividido, desunido y confrontado; pero justamente es el reto que tenemos que superar”, enfatizó el ex presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Añadió que la próxima dirigencia nacional del PRD no debe ser individualizada ni personalizada, sino una dirigencia colectiva, con los mejores hombres y mujeres del principal instituto político de izquierda en el país.

Exclamó Navarrete Ruiz que el PRD nació como un partido con diversas posiciones de izquierda, por lo que es normal que haya opiniones divergentes al interior, pero hizo un llamado para cerrar filas y representar las exigencias de los mexicanos que están inconformes con el gobierno que actualmente tienen.

“Estoy haciendo un llamado a todas las expresiones internas y a los liderazgos históricos del PRD para que cerremos filas con el partido y preparemos la elección de 2015 en las mejores condiciones”, señaló Navarrete Ruiz.

Comentó que en la medida en que el PRD se fortalezca al interior entres sus diferentes expresiones, enviará un mensaje de certidumbre y confianza a los mexicanos que año con año le refrendan su voto.

Por último externó su confianza a senadores y diputados que representan a su partido en el Congreso de la Unión, quienes harán un buen trabajo en lo que se refiere a la revisión de las leyes reglamentarias en materia energética, política electoral, de telecomunicaciones y competencia económica.