QUERÉTARO, Qro., 11 de diciembre de 2014.- Por 30 años o más dedicados a la docencia, la Universidad Autónoma de Querétaro reconoció a 27 maestros jubilados de las diversas facultades y de la Escuela de Bachilleres “Salvador Allende” de esta Casa de Estudios.

A la ceremonia se dieron cita Gilberto Herrera Ruiz, rector de esta Casa de Estudios; Fernando De la Isla Herrera, secretario de Educación en la entidad; la Dra. Rebeca del Rocío Peniche Vera, titular de la Secretaría de la Rectoría; Mariano Amaya Serrano, fundador del Sindicato Único del Personal Académico de la UAQ (SUPAUAQ); Rosalba Flores Ramos, secretaria general del Sindicato; Francisco Ríos Agreda, representante de la delegación de jubilados, y Aurora Zamora Mendoza, directora de Recursos Humanos.

En su intervención, Herrera Ruiz felicitó y agradeció el trabajo de los profesores y expresó que “se jubilan grandes maestros, pero también inmemorables amigos, por ello, los quiero invitar a que sigan viendo a la UAQ como su hogar y participen en las diversas actividades que se realizan en esta institución”.

De igual forma, Fernando De la Isla Herrera, secretario de Educación, destacó la noble labor de los docentes, pues señaló que “la formación de conciencias sensibles y solidarias con los más altos valores de nuestra sociedad, se convierte en una misión inaplazable que los maestros y maestras han hecho suya, a partir del ejercicio constante de sus funciones y tareas sustantivas”.

Añadió que como docentes se valora el sentido social del magisterio, “cuya expresión singular se identifica en las historias personales y profesionales de cada uno y cada una de ustedes, en sus afanes y preocupaciones para brindar su mejor esfuerzo”.

Por su parte, Mariano Amaya dictó la conferencia “La Construcción del docente en la formación de los universitarios”, en la que detalló el origen del término “jubilación” y recordó de manera general la historia del Sindicato.

Entre los jubilados, Mariano Amaya recibió un reconocimiento especial por su trayectoria en la Universidad, posterior a su jubilación.