QUERÉTARO, Qro., 18 septiembre 2013.- Está lloviendo y han sido días difíciles, manifestó el gobernador José Calzada Rovirosa, respecto de la situación que viven algunos municipios de la Sierra Gorda queretana, en donde las principales demandas para las 5 mil personas afectadas, dijo, son despensas, medicamentos y agua potable, lo cual aseguró, ya está siendo dotado por las autoridades estatales.

Lo anterior luego de haber realizado ayer un recorrido de supervisión por las comunidades afectadas de la zona serrana.

Sin embargo y a pesar de las adversidades que se tiene en algunas comunidades del municipio de Arroyo Seco, el gobernador aseveró que todo esta bajo control y se realizan los trabajos necesarios para rehabilitar las afectaciones.

En cuanto a las afectaciones que se tenían la carretera a la Sierra por 10 deslaves, informó que ya se encuentra transitable al cien por ciento. Y que los únicos bloqueos que por el momento se tienen registrados  son en algunos caminos de Arroyo Seco, donde dijo, ya se realiza trabajo con maquinaria pesada para habilitarlos.