MÉXICO, D.F., 22 de enero de 2014.- El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, reconoció que derivado del combate al crimen organizado en Michoacán, «vamos a tener el efecto cucaracha», pues tienen previsto que algunos delincuentes cometan delitos de otro tipo, informó Milenio.

Murillo Karam indicó que el gobierno federal ya ha tomado providencias y está preparado para enfrentar este fenómeno, pues mantienen reuniones con gobernadores, procuradores y policías de los estados que colindan con Michoacán.

«Sí vamos a tener, le llaman el efecto cucaracha, a mí me molesta llamarlo de esa manera, en cuanto a la persecución (de delitos) hace que algunos (criminales) que se zafen empiecen a cometer delitos de otro tipo.

«Estamos preparados para eso, se han hecho reuniones, tanto del gabinete de seguridad, con gobernadores, o con los propios procuradores y los jefes de la policía, estamos estableciendo las condiciones para evitar que esto suceda», expresó.

Murillo Karam dijo que a pesar de los enfrentamientos que se han suscitado en Michoacán, hoy es evidente la contención en una buena parte de ese territorio, donde se busca restablecer la autoridad democrática a nivel municipal.

El pasado 20 de enero el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sostuvo reunión con los gobernadores de los estados fronterizos con Michoacán para revisar y acordar un blindaje en entidades como Jalisco, Colima, Guerrero, Estado de México, Guanajuato y Querétaro, para evitar el llamado ‘efecto cucaracha’.