Con el cuchillo entre los dientes, la Selección Mexicana de Futbol se sobrepuso al desastre -climatológico y arbitral- y le ganó 1-0 a Camerún en su debut dentro de la Copa del Mundo Brasil 2014, celebrado en la Arena de las Dunas de la ciudad de Natal.

 

El máximo dominio del ‘Tri’ se dio en el arranque del partido, en el que no le prestó la pelota a los africanos y que fue coronado por un centro de Héctor Herrera al minuto 11, que Giovani dos Santos remató en el área chica al ganarle la espalda a la zaga; la pelota entró, pero el primer asistente, Humberto Clavijo, señaló un fuera de juego inexistente y el central Wilmar Roldán invalidó las acciones.

 

México acusó recibo del golpe anímico y permitió que Camerún cruzara el medio campo con mayor tranquilidad. Sin embargo, con el correr de los minutos los once del ‘Piojo’ retomaron el control y al minuto 30 parecían enfilarse al triunfo.

 

En un tiro de esquina cobrado desde la punta izquierda, un camerunés peinó la pelota y ‘Gio’ contrarremató para, otra vez, mandar la pelota al fondo; lamentablemente, el abanderado colombiano, otra vez, fue el único que vio fuera de lugar y volvió a provocar la anulación.

 

En el segundo tiempo el trámite del partido no se modificó demasiado, y en base a la posesión de balón, México generó mayores acercamientos al área rival; en uno de ellos, al 59′, Dos Santos estuvo cerca de hacer el “tercero”, pero su disparo fue desviado por el portero.

 

Fue entonces cuando apareció la suerte del goleador, esa que le dio la espalda al jugador del Villarreal; Oribe Peralta estaba en el lugar y el momento indicados y únicamente tuvo que dar el pase a la red para desatar la algarabía entre la amplia mayoría mexicana en la tribuna.

 

Miguel Herrera realizó cambios: Marco Fabián por Andrés Guardado y Javier Hernández por Peralta. Los relevos tardaron en meterse al ritmo del juego y Camerún puso contra las cuerdas al ‘Tricolor’, aunque con golpes de poca fuerza, salvo un remate de cabeza de Moukandjo al 90′, que Guillermo Ochoa resolvió con un vistoso lance, atrapando el balón con las dos manos.

 

Carlos Salcido entró para poner orden durante los cuatro minutos de compensación.

 

Luego, a centro de Miguel Layún, el ‘Chicharito’ remató solo en el área chica, y para sopresa de propios y extraños, mandó la pelota a las gradas.

 

Llegó el silbatazo final y México inició con tres puntos su participación en la vigésima justa mundialista.

 

El ‘Tri’ volverá a la acción el martes ante el anfitrión -y líder del Grupo A por diferencia de goles- Brasil, mientras que los ‘Leones’ se verán las caras con Croacia el miércoles.