QUERÉTARO, Qro., 13 de junio de 2014. El gobernador José Calzada Rovirosa, acompañado por su esposa, Sandra Albarrán, sus hijos y parte de su gabinete, disfrutó junto a cientos de queretanos en Plaza de Armas el primer partido que jugó la Selección Mexicana en el Mundial Brasil 2014 contra la Selección de Camerún.

 

En punto de las 11 de la mañana arrancó el partido, y como hace cuatro años, se colocó una pantalla gigante para transmitir el encuentro futbolístico. Ansiosos, los asistentes esperaron el pitazo del árbitro.

 

Entre gritos, alegría y enojo por la anulación de dos goles de la Selección Mexicana, terminaron los primeros 45 minutos.

 

Al medio tiempo, el gobernador José Calzada manifestó su enojo pues dijo «no se contaba con la chapuza del árbitro», pero destacó la superioridad de México ante Camerún. Su pronóstico, 2-1 al inicio del partido, después lo cambió a 2-0.

 

«Yo creo que México ha mostrado su superioridad y espero que así continúe…sí gana México, estamos muy superiores, pero no contábamos con la chapuza del árbitro…la verdad es que nos molestó enormemente que nos haya anulado, particularmente, el segundo gol», refirió.

 

En el segundo tiempo, con las altas expectativas de parte de los aficionados queretanos, al minuto 60 Oribe Peralta se encargó de meter el gol del triunfo -y el único del encuentro-, motivo por el cual, dejó esperanzas entre la gente presente, de avanzar positivamente de cara al siguiente partido contra el equipo anfitrión, Brasil.

 

El mandatario estatal confió que si México continúa con este nivel de juego, puede ganarle a la selección de Brasil el próximo martes 17 de junio a las 2 de la tarde.