QUERÉTARO, Qro., 12 de diciembre de 2014.- Juan Manuel Pérez Romero rector del Templo de la Congregación exhorto a los fieles mexicanos a volver su corazón a la fe y el amor por la virgen de Guadalupe, ya que aseguro, la situación que vive el país es irremediable en el ámbito terrenal, por lo que sólo Dios mediante la intersección de la Guadalupana podrá cambiar el destino de los mexicanos.




“Lo mejor es encomendarnos a la virgen para poder luchar por la paz en nuestro país, todos sabemos que la situación que vivimos humanamente no tiene remedio, por lo que necesitamos la fuerza sobrenatural de Dios para poder salir de esta situación, necesitamos la fuerza sobrenatural de Dios y por ello debemos ponernos a los pies de nuestro creador y a los de su madre para que poder salir adelante de nuestros males”.




En este sentido el rector del Templo de la Congregación exhortó a todos los mexicanos a usar este tiempo de reflexión y de análisis para hacer obras que beneficien a la sociedad y generar propuestas que puedan revertir esta situación de desasosiego que se vive en todo el país, empezando desde su hogar y transmitiéndolo a todos los integrantes de sus familias.




Durante los festejos de la Virgen de Guadalupe el rector del Templo de la Congregación reconoció que Querétaro es el único estado del país que cuenta con reliquias del ayate de San Juan Diego además que como regalo hace varios años las autoridades de la Basílica de Guadalupe obsequiaron a la diócesis queretana la bandera de México que tenía a su lado la imagen.




“El relicario original es una cruz en plata, pero nosotros la hemos montado en un relicario nuevo que mandamos a hacer de oro, plata y bronce, y la reliquia consiste en dos hebras del ayate de Juan Diego que pertenecían a la Catedral Metropolitana y se cambió por una imagen que fue posesión de Juan Diego y la teníamos custodiada en Querétaro”.