ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2015.- Luego de que 106 integrantes de la CETEG fueran detenidos, al participar en el enfrentamiento con fuerzas federales, registrado en el Bulevar de las Naciones, en el Puerto de Acapulco, a dicho lugar arribaron el vocero de los normalistas de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, y el abogado Vidulfo Rosales, para pedir su liberación a las autoridades.




Según lo publicado por Quadratín Guerrero, para lograr lo anterior, tanto el vocero como el abogado, acompañados de una comisión de ocho personas, solicitaron a las autoridades establecer una mesa de diálogo, sin que hasta el momento se haya logrado un acuerdo.




Checa la galería completa aquí: http://ow.ly/JDeQX