QUERÉTARO, Qro., 18 octubre 2013.- El secretario técnico de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, José Luis Musi Nahmías, dijo que existe una crisis penitenciaria a nivel nacional, por lo que se requiere poner un mayor énfasis en la prevención del delito y el respeto al derecho humano.

Lo anterior dio a conocer durante la IX edición de la Conferencia Nacional Occidente-Centros Penitenciarios.

Mencionó que más allá de la transformación del sistema penitenciario como tal, se requiere la creación de un solo sistema nacional penitenciario con estándares mínimos de homologación en su planeación, diseño, marco jurídico, con respeto absoluto a la soberanía de cada uno de los estados.

«Tenemos que hilvanar muchas situaciones que nos congregan, que nos mortifican y más aún, que nos hermanan, y construir por el bien de los estados, por el bien de los internos y por el bien de México, un sistema que garantice el respeto irrestricto a los derechos humanos y la dignidad de las personas».

Dijo que el sistema penitenciario nacional arrastra graves situaciones como tales como corrupción e impunidad y la carecían del servicio civil.

Destacó que actualmente existe una sobrepoblación al interior de los centros de readaptación social ya que hoy existen 262 mil presos en las 420 cárceles estatales y federales.

“El gran dinamismo que está ejerciendo el ministerio público, en su afán de procurar justicia pronta y expedita, nos llena las cárceles».

Consideró que la mayoría de los internos en el país son de mínima peligrosidad criminológica, es decir, que existen pocas probabilidades de que estas personas reincidan en el delito.