Detección precoz, clave para la supervivencia y calidad de vida de pacientes con Lupus

QUERÉTARO, Qro., 10 de mayo de 2016.- La Secretaría de Salud del Estado de Querétaro se une a la conmemoración del Día Mundial del Lupus, llevada a cabo cada 10 de mayo, con el objeto de incrementar la investigación sobre las causas y una cura, así como mejorar el diagnóstico y el tratamiento.

El Lupus es una enfermedad crónica e inflamatoria que puede afectar cualquier parte del organismo, aunque las zonas más frecuentes son el aparato reproductor, las articulaciones, la piel, los pulmones, los vasos sanguíneos, los riñones, el hígado y el sistema nervioso. El curso de esta enfermedad tiene períodos de crisis alternados con remisión. 

La manifestación inicial más común es el ataque al estado general: fatiga, pérdida de peso, y fiebre (no mayor a 38 grados Celsius). Las manifestaciones musculoesqueléticas, se presentan en más del 90 por ciento de los enfermos y consisten en: rigidez, mialgias, artralgias y/o artritis.

Las mucocutáneas se presentan en más del 80 por ciento de los enfermos con fotosensibilidad y se caracterizan por el eritema malar en alas de mariposa; lesiones discoides con eritema, escama y atrofia; alopecia que puede abarcar todo el cuero cabelludo, cejas y pestañas; alteraciones en mucosas con úlceras orales y/o nasales, gingivitis o perforación del tabique nasal. 

Puede presentarse daño pulmonar: enfermedad pleural, neumonitis aguda, enfermedad intersticial difusa e hipertensión pulmonar y muchos pacientes tienden a desarrollar anemia hemolítica.

El diagnóstico se realiza mediante una serie de estudios como: biometría hemática, química sanguínea, examen general de orina, pruebas de función renal, de anticuerpos, así como telerradiografía de tórax.

No existe cura para el lupus y el objetivo del tratamiento es el control de los síntomas. La enfermedad se puede tratar con: antinflamatorios para tratar la artritis y la pleuresía; cremas para tratar las erupciones de piel; medicamento para los síntomas cutáneos y artríticos.

Algunas recomendaciones para los pacientes son: usar ropa protectora, gafas de sol y protector solar; también es importante tener cuidado cardíaco preventivo, vacunas actualizadas, exámenes para detectar adelgazamiento de los huesos (osteoporosis).

Es importante para el control de la enfermedad que los pacientes sigan con apego el manejo que se establezca, con la finalidad de evitar complicaciones mayores, así como asistir a las citas médicas.