QUERÉTARO, Qro., 4 agosto 2014.- Un macabro hallazgo hizo la hermana de Magnolia Hernández Ramírez cuando la encontró colgada con una cuerda que ató a la regadera del baño, lo que le provocó la muerte.

Aunque se pidió la intervención de los socorristas, fue muy tarde para auxiliar a la la joven, quien murió por asfixia desde hacía ya varios minutos.

Oficiales municipales y del estado, acudieron a tomar nota de la tragedia y avisaron al Semefo, quien retiró el cuerpo de la joven de 21 años al anfiteatro para su autopsia de Ley.

La joven vivía con su madre y hermana en la colonia Lomas de San Pedrito Peñuelas, en la Calle Arco Quemado, Interior 3, casa 2.