Afirma que fue presidente municipal no técnico y tampoco recuerda el monto porque ‘no juega al Melate’.

QUERÉTARO, Qro., 23 de octubre de 2015.- El diputado local Antonio Zapata informó que la administración 2012-2015 del municipio de Corregidora sí adquirió un software para la protección de voz y datos, pero nunca de un equipo de espionaje, aunque no conoció su funcionamiento porque “fue presidente municipal, no técnico”.

El ex edil de Corregidora reconoció que hubo observaciones de la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE), pero en el sentido de que no hubo una licitación pública por la compra del software, aunque sí se pasó por el comité de adquisiciones y se tenían otras dos cotizaciones distintas.

Insistió que el tema se platicó con los integrantes del municipio de Corregidora y se fundó de manera adecuada, aunque dijo no recordar el costo del software, además que como estaba rodeado de un equipo de profesionales “no me preguntaban de lo que iban a adquirir”.

El diputado del Partido Acción Nacional (PAN) aseguró que “estaba enterado de que se compró equipo para proteger la información, porque teníamos que no ser vulnerables, teníamos que estar protegidos”.

“Si vamos a hablar de espionaje hay que hablar de una pin pin camioneta que hizo mucho daño, ese sí es espionaje, lo que Corregidora adquirió fue un software de protección de voz y datos”, afirmó.

SEGUIMIENTO: Desactivan equipo de espionaje de Corregidora, asegura Kuri

Consideró que fue un tema añejo porque tenía que ver con un tema del 2013 y “si supiera todos los costos de lo que se adquirió, no estaría aquí, estaría apostándole al Melate”.

“No tengo tan buena memoria como para acordarme de los detalles de lo que se adquirió. Todos los detalles técnicos nos vayamos a la contraloría del municipio”, declaró.

Dijo desconocer cómo se utilizaba el software porque era presidente municipal no técnico, ya que solamente se pretendía proteger datos de voz y voto.

Recordó que él mismo fue presa del espionaje hace tiempo y no hay avances en las denuncias que presentó ante el ministerio público.

“Ese es un tema de espionaje que esperemos que con el cambio de gobierno haya quedado ya enterrado, que a la camioneta quede en el pasado”, insistió.

Zapata Guerrero recordó que el municipio sufrió el robo de tres computadoras con información, pero todo estaba con claves y protección.