No invierten por el riesgo de que los empleados emigren a otra empresa y por lo tanto no obtienen certificados de calidad

QUERÉTARO, Qro.,  23 de octubre de 2015.- El Director de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Ramón Álvarez, dio a conocer que existe un rezago por parte de las empresas de autopartes tanto en Querétaro como en el bajío para obtener el certificado ISO/TS 16949 para poder ser proveedores de armadoras.

Dijo que esto se da por que las empresas no tienen el capital para invertir en el desarrollo de la gente y por el temor de que una vez que son capacitadas estas renuncien para migrar a otra empresa.

Destacó que actualmente hay un gran potencial en el bajío ya que cada vez esta más necesitada de mano de obra calificada en todos los niveles.

«El potencial que tiene la región es muy alto, se ven áreas de oportunidad como la mano de obra, que es lo que esta haciendo falta acá mano de obra a todos los niveles y hemos observado que las empresas no tienen sus certificaciones por lo que no pueden surtir directamente a la armadora», indicó.

Que la desconfianza es lo que ha provocado se el sector de autopartes se vaya rezagando para poder ser proveedores de alguna armadora de coches.

«Es básicamente es capital no quieren invertir en el desarrollo de su gente porque existe el temor que al capacitarlo se vayan y eso esta frenando mucho el tema de capacitación y sino tienes gente preparada no vas a poder conseguir una certificación y es lo que trabajamos con el comité nacional de productividad para desarrollarlas áreas de productividad y poder entrar al bajío».

Destacó que desde el Catálogo de Proveedores de la Industria en México, se está buscado capacitar antes de concluir el año a un centenar de empresas para que puedan conseguir su certificación ISO/TS.

«La meta en el 2015 fue 100 empresas darle capacitación con un máximo de cinco personas y en certificación 50 empresas, y en certificación hemos tenido problemas porque no todas las empresas están listas para recibir una certificación ISO TS y ahí vamos más lentos».