QUERÉTARO, Qro., 13 marzo 2014.- Querétaro se encuentra entre los cinco estados donde mayor número de población se roba la energía eléctrica en el país, revela un informe de la Comisión Federal de Electricidad.
El reporte refiere que el Distrito Federal, Guerrero, Estado de México, Querétaro y Tlaxcala, son donde la paraestatal estima que en el país hay más de 100 mil conexiones irregulares.
En su oportunidad, el superintendente de este organismo en Querétaro, Mauricio Reyes Caracheo, dijo que el robo de luz se realiza principalmente en 350 colonias irregulares, lo que implica el 2 por ciento de poco más de 300 millones de kilowats que se facturan mensualmente al mes.
A nivel nacional el daño por el robo de energía asciende a 30 mil millones según la Confederación Nacional de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico con base en información aportada por la Comisión Federal de Electricidad.
Mencionaron que el 32 por ciento de los diablitos están dispersos en la región del centro del país.
De acuerdo con el reporte de la CONACOMEE, el robo de electricidad se sanciona con castigo de cuatro a 10 años de prisión y una multa de 180 a 500 días de salario mínimo vigente.
El 92% de la energía eléctrica sustraída ilegalmente del sistema nacional de distribución se concentra en apenas cinco entidades: El ocho por ciento restante se reparte entre 27 estados.
Un dato revela la magnitud del problema. La CFE pierde al año el triple de lo que ingresa por el concepto de alumbrado público. Mientras las pérdidas se calculan en más de 30 mil millones de pesos al año, lo facturado por alumbrado fue de 9 mil 597 millones en 2013.
A través de un comunicado, Jesús Sandoval Ramírez, presidente de la CONACOMEE calculó que con una buena aplicación de la reforma energética estas pérdidas podrían reducirse un 30%.