Su creador dice que fue inspirado por un amor por escalar y por el disgusto de llevar consigo botella de bebidas.

NUEVA YORK, EU, 19 de abril de 2015.- En 2012, Mark Phillips necesitaba una forma de comercializar su nuevo invento: una forma de alcohol en polvo que podía ser mezclado con agua.

Se podía rociar sobre el guacamole, aunque inhalarlo emborracharía a la persona rápidamente y probablemente no era una buena idea, escribió Phillips en línea en esos primeros días, según publica El Financiero.

Pero ahora, Phillips ha captado la atención de legisladores estatales y federales que quieren prohibir su producto – que dice fue inspirado por un amor por escalar pero el disgusto por llevar consigo botella de bebidas para adultos – y esas declaraciones han regresado para acosarlo.

La nota completa en El Financiero