TEHERÁN, Iran, 27 de enero de 2015.- A invitación expresa de la Universidad de Tarbiat Modares, Teherán, Irán, Lutz Alexander Keferstein Caballero, profesor investigador de la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro, presentó una ponencia en la III Conferencia Internacional sobre Filosofía Contemporánea de la Religión que se celebró en aquel país durante el 5 y 6 de enero pasado, informó la UAQ mediante un comunicado de prensa.

En ese marco, Lutz A. Keferstein dictó la conferencia “Torah y Mispath: La Ley y su espíritu de liberación”, en la que hizo exégesis de los conceptos de Ley y Justicia en el pensamiento semita con ayuda de categorías provenientes del pensamiento de Porfirio Miranda y otros exponente de la Filosofía de la Liberación, corriente surgida en Latinoamérica.

Doctor en Filosofía con Especialidad en Política y Ética por la Universidad Nacional Autónoma de México, Lutz A. Keferstein Caballero contó con la dirección de Enrique Dussel Ambrosini durante la elaboración de su tesis de grado.

Keferstein Caballero detalló que durante su intervención realizó principalmente dos planteamientos: en principio, que el pensamiento ilustrado también se fetichiza, por un lado, y se mitifica, por el otro, en tanto que se vuelve casi un dogma de fe entre las personas que, siendo laicas y pretendiendo ser modernas, no son expertos en el pensamiento científico, por lo que al no tener el bagaje necesario para comprender sus principios y postulados, terminan simplemente creyendo y malinterpretando las máximas científicas.

“La filosofía de la liberación comprende la validez de reconocer en las categorías míticas el profundo contenido crítico político. Es la terminología y la perspectiva desde la cual la gran mayoría de las personas en nuestro contexto latinoamericano, que es colonizado y oprimido, aborda la vida. Si uno quiere establecer un diálogo con la gente, con la comunidad, hay que utilizar el lenguaje que les es propio. La política requiere del aprendizaje de los modos de comunicación del Otro con quien se quiere dialogar y no la exigencia, a ese Otro, de la aceptación, aún por imposición, de los nuestros”, indicó Lutz A. Keferstein Caballero.