Actualmente las bebidas ‘Aguaq’ de Jamaica son sólo para consumo interno, pero podrían producirse hasta 5 mil botellas si se contara con una planta pasteurizadora que prolongara la vida del producto.

 

QUERÉTARO, Qro., 8 de septiembre de 2015.- Julio César Rubio, encargado de la producción del ‘Aguaq’ de Jamaica, que ayuda para bajar de peso, informó que en la planta purificadora de agua de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se producen únicamente 300 botellas de agua, sin embargo se podrían producir hasta cinco mil, esto si se contara con una planta pasteurizadora que pudiera prolongar la vida del producto.
Durante la investigación del producto, se determinó que la Jamaica lograban reducir la masa corporal únicamente con su consumo, ya que de una dieta de grasas animales y azúcares en los sujetos experimentales, al cambiarles el agua de tiempo por la producida por la universidad, se obtuvieron resultados de hasta un ocho al 20 por ciento de la pérdida del peso corporal de los sujetos de prueba.
La investigación de las bebidas generó el desarrollo de sabores y combinaciones que pudieran ayudar a las personas con problemas como la hipertensión, la diabetes, problemas cardiovasculares, así como triglicéridos, sin embargo por la falta de recursos económicos para su desarrollo y estudio se abocó la investigación en la bebida sabor Jamaica.
Actualmente la producción se lleva a cabo en la planta de la ‘Aguaq’ y ha sido derivado del impulso del Conacyt y la Rectoría de la UAQ que se puede continuar con las investigaciones, sin embargo se requiere de más de 2.5 millones de pesos para que se pueda implementar una planta tratadora que pueda iniciar un proceso de comercialización, ya que se requiere un espacio físico, la instalación de líneas de producción e incluso la compra de una pasteurizadora para que se pueda prolongar el tiempo de vida de cada bebida.
Cabe destacar que la única presentación que se tiene actualmente de esta ‘Aguaq’ que ayuda a reducir de peso es de 250 mililitros, sin embargo, cuando se realizaron las pruebas se llegaron a comercializar botellas de medio litro a un costo de siete pesos, no obstante, este producto aún no logra salir al mercado.
Además de estas bebidas a favor de la salud, se está desarrollando una línea alterna para la relajación que busca apoyar a los estudiantes, donde se incluirían sabores como pasiflora, tila y otros compuestos florales que disminuirían el estrés de la comunidad universitaria.
Actualmente el desarrollo de esta tecnología ha trascendido el estado de Querétaro, al punto de que han llegado solicitudes de Mérida, Morelos y Sinaloa para poder distribuir el producto, así como de instituciones educativas y particulares que piden la comercialización de las bebidas. La falta de capital sólo permite una producción al mes de cerca de 300 botellas de 250 mililitros, mismas que son usadas para consumo exclusivo de la UAQ.