QUERÉTARO, 15 de diciembre de 2014.- La presidencia municipal de Tequisquiapan no paga aún la nómina y aguinaldo a unos 700 trabajadores, debido al embargo a dos cuentas con las que se realizan estos depósitos, como parte de la demanda laboral de dos trabajadores, que exigen el pago de un millón de pesos.

El presidente municipal Antonio Macías informó que las sentencias de los dos casos del Tribunal de Conciliación y Arbitraje condenaron a la administración a pagar el millón de pesos, pero no se cuenta con esos recursos y ahora se embargan las cuentas que se destinan al pago de nómina.

“Las cuentas están congeladas, no se pueden hacer movimientos en esas cuentas. No se les ha pagado. La quincena se deposita a partir de hoy, entre hoy y mañana tendríamos que cumplir con esta prestación y no vamos a poder disponer de las cuentas”, admitió.

La administración presentó un amparo para evitar que se congelen las cuentas que se utilizan para el pago de nómina y se espera una respuesta inmediata, por ahora, se busca la manera de cubrir los pagos a los 700 empleados, entre este lunes y martes, pero se descarta pedir apoyo al gobierno del estado.

Macías Trejo señaló que la demanda laboral se presentó en la pasada administración municipal, junto con otros casos similares y deudas de proveedores, de manera que hasta ahora se solventaron 30 millones de pesos y aún faltan liquidaciones a empleados.

“Hoy tenemos esa responsabilidad de pagar, pero no tenemos los recursos. Nos demandan, entre dos trabajadores, un millón de pesos, no estamos cerrados a negociar con los trabajadores, les he ofrecido una cantidad que no han aceptado ellos”, agregó el edil.

Consideró que el Tribunal realizó una sentencia ilegal e irresponsable, porque no se puede embargar cuentas públicas, ya que la constitución protege los bienes del municipio y con la decisión afecta a 700 trabajadores más, por proteger a dos exempleados.

Hace un par de días, el municipio de Tequisquiapan calificó de inconstitucional la decisión del actuario del Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado, Héctor Aguilar Garduño, por considerar que obedece a intereses ajenos al litigio original.

Los trabajadores que demandan a la administración fueron separados del cargo en el periodo 2009-1012. De acuerdo con Macías Trejo los demandantes son la exdirectora de Recursos Humanos y su hijo.