MÉXICO, DF, 14 de diciembre de 2014.- Frente a un panorama alentador, en el cual podrían crecer ventas de automóviles ligeros en el mundo 32% en el periodo 2014-2021, cuyo registro de ventas de vehículos ligeros de 2006 a 2013 fue de 577 millones y para el período 2014-2021 se pronostica que la cifra llegue a los 767 millones de autos vendidos, según datos de IHS Automotive Sales Forecasts, informó Jorge Ribas, Director General de Miebach Consulting México.

Durante su participación en el marco de la reciente Mexico’s Auto Industry Summit, Jorge Ribas habló también sobre las tendencias y vision para garantizar la agilización, efectividad, productividad y rentabilididad de las cadenas de suministros para el sector automotriz a nivel global, respondiendo a las necesidades que la complejidad y exigencias que los productos automotrices deben garantizar hoy en día.

“El incremento en la complejidad de los productos en la industria automotriz genera necesidad de agilizar las cadenas. Mientras que en el periodo 1938 – 1955 Volkswagen tenía 3 modelos y producía 1 millón de unidades, para el año 2008 la empresa contaba con 21 modelos y fabricaba 6 millones de vehículos en el mundo. Al día de hoy VW produce más de 10 millones de autos y cuenta con 19 modelos”, puntualizó Jorge Ribas.

Al respecto, el Director General de Miebach Consulting México, la consultora líder en el mundo en cadenas de suministros, habló de los conceptos que se aplican hoy en día en las cadenas de la industria automotriz a nivel mundial, cuál es la integración y diferenciación de los distintos procesos de estas cadenas y sus características, a lo cual agregó:

“Los distintos aspectos de las cadenas de suministros en la industria automotriz son muy específicos. Las características de los productos representarán grandes desafíos para la industria automotriz en los próximos años. Productos complejos, construidos por orden del cliente, a partir de componentes estandarizados y con una gran cantidad de variantes en los modelos. Además, las redes de suministro suelen ser muy complejas y con desafíos adicionales de abastecimiento y distribución global”.

Respecto al aspecto del producto, Ribas comentó que hoy en día estos implican el manejo de muchas variables como son el volumen y con partes de mucha sensibilidad en su manipulación, a fin de garantizar que la autoparte correcta estará en el momento requerido en la línea de ensamble. En cuanto a los procesos, señaló que requieren una calidad y tiempos muy específicos para garantizar las secuencias de producción y redes complejas con los diversos niveles de proveedores. Asimismo, otras características de las cadenas de suministros inbound de la industria automotriz es que requieren canales y procesos estandarizados de suministro, agregó el especialista.