Es una situación de riesgo para la población el asentamiento de las construcciones, expresó el Coordinador del Consejo Estatal de Concertación Ciudadano del Medio Ambiente.

QUERÉTARO, Qro., 8 de junio de 2015.- El tratamiento de las aguas y su reuso podría aminorar algunos problemas de extracción de los mantos acuíferos, que hoy le quitan capacidad de soporte al suelo y lo comprime a través de hundimientos, advirtió el Coordinador del Consejo Estatal de Concertación Ciudadano del Medio Ambiente, Emilio Vasconcelos Dueñas.

Señaló que es necesario detener la extracción acelerada de agua, como una manera de frenar los hundimientos de la ciudad, pero para lograrlo se requieren mecanismos de atención inmediatos.

Aclaró que los hundimientos en Querétaro no son tan graves como los que presentan otras ciudades del centro del país o el mismo Distrito Federal, pero es urgente tomar medidas inmediatas.

“No es como el caso de México donde la cantidad de agua es importante y sí hay asentamientos de siete u ocho metros, no es el caso de Querétaro por la consistencia del subsuelo, pero no deja de ser una situación de riesgo para la población el asentamiento de las construcciones”, reiteró.

Como una manera de evitar los problemas de hundimiento en la ciudad, reiteró la petición de las organizaciones ambientalistas de invertir de manera inmediata en el saneamiento del agua y promover su reuso.