QUERÉTARO, qRO., 26 de enero de 2015.- Al menos 133 vecinos de las colonias que tendrán un impacto por el proyecto del Tren de Alta Velocidad (TAV) firmaron un oficio en el que piden al gobernador José Calzada Rovirosa, que apoye para la reubicación de la estación y que las obras complementarias previstas se realicen con pleno respeto al patrimonio de los habitantes y áreas verdes.

Los vecinos acompañan su oficio de los resultados de una encuesta que se realizó en Calesa primera y segunda sección, en el centro y en parque Álamos, que arrojó que el 90 por ciento de los 133 encuestados están en contra, el cuatro por ciento a favor y el seis por ciento no tienen interés en el tema o les falta información.

A nombre de los colonos de la zona, Jorge Álvaro Cerón Hernández pidió a las autoridades dar una respuesta viable y concreta, que permita reubicar la estación o limitar la cantidad de personas en esa zona.

“Por ejemplo, si el estudio de viabilidad dice que es una estación para 500 personas, contempla una estación para 500, si con las obras de amortiguamiento vuelves a hacer un estudio de viabilidad y te dice que es para cinco mil personas, haces una estación de cinco mil personas, no para 27 mil personas”, insistió.

De acuerdo con la encuesta que los vecinos realizaron, el 31 por ciento de los habitantes se dicen en desacuerdo por cuestiones de seguridad, el 60 por ciento por viabilidad, que incluye movilidad, tránsito y estacionamientos.

Además, el nueve por ciento teme que se afecte el patrimonio o las áreas verdes, además que se generen problemas de contaminación en esa zona que dañen la calidad de vida de los habitantes.