QUERÉTARO, Qro., 22 de febrero de 2015.- La quinta parte de los recursos entregados por la Secretaría de Gobernación a los gobernadores para equipar a sus policías no fue utilizada debidamente y por ello la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pidió en sus recomendaciones que los estados devuelvan 458 millones de pesos al erario de los 2 mil 471 millones que formaron parte del subsidio para la seguridad pública en materia de mando policial, comparte Milenio.

En el caso de Querétaro, se detectó que pagó 3.5 millones de pesos por concepto de impuestos estatales, cuando eso está fuera de los lineamientos para la utilización del subsidio, según una publicación de Milenio. Además pidió sancionar a los funcionarios.

De acuerdo con la revisión de la cuenta pública correspondiente a 2013, la ASF incluso observó daños al erario por prácticamente todas las entidades federativas y pidió sancionar a funcionarios de los gobiernos de Aguascalientes, Baja California, Colima, Chihuahua, Distrito Federal, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, San Luis Potosí, Tabasco, Yucatán y Zacatecas por no entregar los rendimientos financieros generados por los recursos del subsidio.

La ASF revisó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y los subsidios a la seguridad por 2 mil 570 millones de pesos —sumando algunos remanentes del ejercicio anterior— que entregó durante 2013 y solo se comprobó el gasto por mil 639 millones de pesos, se reintegraron 204 millones a la Tesorería y se generaron 16 millones por rendimientos financieros, de los cuales se reintegraron solo 9.9 millones y quedaron pendientes 6 mil 764 millones de pesos.

Más en Milenio