En un principio, los médicos del área de ginecología de la Clínica 1 del IMSS trataron de ocultar el hecho.

 

SALTILLO, Coah., 10 de julio de 2015.- Diego Rangel y Zulem Contreras denunciaron la mañana de este viernes ante la Comisión Coahuilense de Arbitraje Médico la mutilación del miembro masculino de su bebé, en hechos sucedidos el pasado tres de julio en la Clínica 1 del IMSS.

De acuerdo con el testimonio de la pareja, en un principio, los médicos del área de ginecología trataron de ocultar el hecho, sin embargo, acabaron por confesar que habían tenido un «pequeño incidente» y que dos practicantes habían hecho tres incisiones de un centímetro de profundidad que casi le cercenaron el miembro, publica Zócalo.

 

Sigue la nota AQUÍ