QUERÉTARO, Qro., 28 de mayo 2015.- El candidato a diputado federal por el tercer distrito Paul Ospital, aseguró que no es ofensivo para las mujeres que durante el partido de la semana pasada en el estadio Corregidora, mujeres hayan portado su nombre en los glúteos para hacerse propaganda; por el contrario pidió que reconsideren juzgar la leyenda que apareció en los mallones.

En un comunicado dijo que «no se trata de edecanes sino de damas que, como decenas de mujeres que a diario se suman ampliamente y con entusiasmo al proyecto de un Querétaro más justo, más libre y más fuerte».

«Estas jóvenes damas en uso de su libertad expresaron su apoyo total a mi propuesta política de una manera espontánea, respetuosa y alegre, convenciendo a muchas personas a sumarse a la causa de un Querétaro con más progreso (…)  La juventud no es monolito oscurantista; la juventud es una pluralidad de hombres y de mujeres que tiene derecho y libertad de expresarse de la forma en que lo consideren, siempre y cuando lo hagan con respeto al derecho ajeno».

Aseguró que  no es juez para censurar o sentenciar la libre expresión de las mujeres, «ni siquiera podría hacerlo aduciendo una eventual afectación a la buena marcha de mí campaña. No está en mis manos ni en mí interés censurar a ninguna mujer de cómo se vista o cómo se exprese».

Incluso aseguró que se le han acercado más mujeres para participar en la campaña «porque se quieren expresar plenamente con intensidad, con alegría, con respeto y yo no puedo limitar a nadie, ni prejuzgar su manera de manifestarse, o sus creencias, o su historia personal y más cuando son aportaciones espontáneas de personas que estamos convenciendo en el día a día de la campaña».