MÉXICO, DF., 16 octubre 2013.- El diputado federal Alfredo Botello Montes, explicó que en 2008 cuando se aprobó la Ley de Hacienda de los Municipios, él y otros funcionarios de la administración de Francisco Garrido, consideraron que no se requería la firma de un Secretario de Finanzas, ya que se trataba de una ley que aplicaría en los municipios y no por el estado.
«Y tan es así que hubo tribunales colegiados de Querétaro que lo establecieron en sus términos y dijeron no, no es necesaria la firma del Secretario del ramo».
Sostuvo que en un esquema de carga de trabajo, uno de los tribunales colegiados de Coatzacoalcos que actuó como autoridad auxiliar determinó que sí era necesaria la firma del Secretario y que en virtud de ello, uno de los promoventes de los amparos se fue a la Suprema Corte de Justicia, la cual declaró que sí se necesitaba la firma del Secretario de Planeación y Finanzas del estado.
Sin embargo, sostuvo que el recurso que se tuvo que regresar a los contribuyentes no solamente se debió a la falta de dicha firma, sino a otros aspectos de la propia ley, por lo que reconoció el trabajo de la actual Legislatura.
«Y por esta situación es que el Congreso actuó de una manera pronta y decidida para atender esta eventualidad y ha determinado el realizar el proceso legislativo de la misma ley».