QUERÉTARO, Qro., 14 diciembre 2014.- Las quejas ciudadanas no han causado ninguna preocupación a las autoridades del municipio, pues a medio año de que los medios de comunicación atendieron la situación que viven los vecinos de las colonias aledañas al rastro municipal, Vicente Pérez Ramírez, secretario de gobierno, desconoce varios de los aspectos de este caso.

Desde hace casi medio año, los vecinos de las colonias que están cerca del rastro, se quejaron por el mal olor, la presencia de moscas y otros insectos, las cuales surgen del tiradero de los restos de animales y de la poda de árboles, lo que para ellos ya es muy molesto.

Con el paso del tiempo, Vicente Pérez, secretario de gobierno, señalo que están revisando el tema, y que el secretario de servicios municipales le solicito que examine la solicitud que habían ingresado.

“Estaremos poniendo atención en el tema; también tengo entendido que viene gente de la jurisdicción sanitaria a revisar sobre este predio; revisaremos sobre todo qué situación se ha presentando y si representa algún riesgo”, dijo.

Al ser cuestionado sobre si esta regularizado lo que se realiza en el predio que está a un costado de donde estaba el relleno sanitario hace tiempo, el funcionario indico que, estarán en comunicación con servicios municipales para ver la problemática; “incluso revisar la inquietud de los vecinos y darle una solución de manera inmediata; pero si estaremos coordinándonos con servicios municipales”.

De igual manera el secretario de gobierno desconoce si el predio es del municipio o en qué situación esta, y que tiempo llevan trabajando de esta manera, tirando en fosas los restos de los animales sacrificados y la basura que sale de la poda de árboles.

“Sin embargo, si estamos, sabedores de estas inquietudes que tiene los vecinos y que vamos a trabajar en toda esta información”, puntualizo.

También Vicente Pérez desconoce los tramites que han realizado servicios municipales para operar de esa manera, por lo que no sabe las condiciones en las que se encuentra la zona, donde es sin duda, un foco de infección severo, y que es el motivo principal por lo que los vecinos han protestado por mucho tiempo.