Se deberían aplicar subsidios que compensen los impactos negativos y asignar correctamente el costo de la volatilidad, refirió la investigadora Violeta Rodríguez.

CIUDAD DE MEXICO, 21 de febrero de 2016.- El recorte del gasto público y el aumento en la tasa de interés de referencia, anunciados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico), tendrán un efecto negativo en la economía, señaló Violeta Rodríguez del Villar, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Para la académica, la medida, centrada en un recorte de 100 mil millones de pesos en el presupuesto de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de 32 mil 300 millones en el gasto de la autoridad federal para 2016, es restrictiva, pues el “gobierno es uno de los principales empleadores y demandantes de bienes y servicios; por ello, esta merma disminuirá su demanda en esos sectores productivos”, refirió la máxima casa de estudios en un comunicado.

Sobre los niveles de empleo (variable vigilada por las economías de países desarrollados en favor de sus poblaciones), Rodríguez del Villar consideró que se verán impactados negativamente.

“No sólo afectará a trabajadores del Estado; por el papel del gobierno en la adquisición de bienes y servicios, esto repercutirá en la capacidad de las empresas privadas de generar ocupación laboral”.

Asimismo, la estrategia hacendaria y financiera adoptada por las autoridades tendrá eco en el presupuesto administrativo, ya que buena parte del gasto gubernamental se destina a programas de beneficio social como educación y salud.

Lee más AQUÍ