En el nombre del padre…

 

Al hijo del ex gobernador de Michoacán le dieron mucho “Gerber” político, a base de fuertes dosis de poder, impunidad e influencia… y el “bebé” consentido creció gordito y rozagante. La fórmula no falla.

 

“En mi familia no hay delincuentes (…) muchísima gente ha sido obligada a reunirse con la delincuencia”. Son dichos de Fausto Vallejo Figueroa –en vísperas de abandonar del gobierno michoacano–, en defensa de Rodrigo, su “junior” menor, señalado por mantener relaciones peligrosas con Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, líder prófugo del crimen organizado en Tierra Caliente.

 

La mala fama de “El Gerber”, como lo bautizaron los propios “Caballeros Templarios”, no nació ayer. Sus relaciones con el cártel delictivo eran secreto a voces. Se le acusa de haber sido un enlace entre el lado oscuro del gobierno michoacano, y el enemigo público número uno del estado. Sin tener cargo público, el hijo del señor Gobernador habría manipulado las redes del poder, aprovechando el fuero familiar, y utilizado información privilegiada al servicio de la banda delictiva.

 

De hecho, en 2009, Rodrigo Vallejo Mora fue detenido junto a Arnoldo Rocha Medina, alias “La Minsa”, brazo operativo de “La Familia Michoacana”, pero un alto mando de la Policía Federal ordenó la libertad del hijo del entonces alcalde de Morelia.

 

De enero a la fecha, las historias delictivas de “El Gerber” se han multiplicado. Su nombre aparece en expedientes de la Procuraduría General de la República; las autoridades federales le han abierto al menos dos investigaciones.

 

A principios de abril se filtró la existencia de un video que vinculaba a Vallejo “junior” con el líder templario más temido. El 14 de junio, las páginas de Facebook “Valor por Michoacán”, y “Por un Michoacán libre de PC SDR”, difundieron una fotografía donde aparecen “La Tuta” y “El Gerber” conversando en compañía de tres sujetos. Cuatro meses después, aparece la evidencia, a juzgar por el video difundido por la Agencia Informativa Quadratín, dirigida por el periodista Francisco García Davish.

 

(http://mexico.quadratin.com.mx/%E2%80%9CHay-3-gobernadores%E2%80%9D-en-Michoacan-Rodrigo-Vallejo-La-Tuta/).

 

La imagen, grabada aparentemente mediante un teléfono celular, no deja lugar a dudas. “La Tuta” y “El Gerber” se conocían.

 

Ahora, otro personaje queda la mira. Es el diputado federal del PRI Alfredo Anaya Gudiño, quien, según el vídeo habría ido a pedir la bendición de “La Tuta”, para ocupar el gobierno interino de Michoacán, ante las frecuentes ausencias de Fausto Vallejo Figueroa, por motivos de salud.

 

Total, otra tormenta devasta, aun más, a Michoacán, donde urge una cárcel enorme, en la cual quepan todos los criminales y sus familias… las de hasta mero arriba, hasta las de mero abajo.

 

REACCIÓN INMEDIATA: Hágase leña del árbol caído. El líder del PRD, Jesús Zambrano, acusa al clan encabezado por Fausto Vallejo de estar involucrado con la delincuencia, y exige a las autoridades una investigación a fondo. Miguel Barbosa, líder del PRD en el Senado, afirma que el gobierno no puede eximir al ex gobernador de Michoacán, y sí llamarlo a comparecer ante la justicia, para aclarar la relación de su hijo Rodrigo con el líder de Los Caballeros Templarios. “Es una ingenuidad pensar que él (Fausto Vallejo) no sabía todo lo que estaba ocurriendo”. Rotundo, apunta: “el propio gobierno conoce muchas más cosas de las que hoy están exhibidas”. La senadora panista, Luisa María Calderón, hermana del ex presidente Felipe Calderón, también dispara: “La relación entre los delincuentes y el gobierno amplió su poder, control, violencia y domino sobre la economía y la vida en Michoacán (…) es obvio que ‘La Tuta’ co-gobernaba en Michoacán”. El secretario General de Gobierno, Jaime Darío Oseguera, solicita a la PGR el deslinde de responsabilidades. Fausto Vallejo Mora, el hermano mayor escribió en Facebook: «Una historia y una vida de esfuerzo, amor y trabajo, no debe ensuciarse por actos ajenos, ni siquiera de los seres amados»… El cómico “Pompín” Iglesias, si viviera repetiría su célebre dicharajo, “qué bonita familia… michoacana”.

 

@JoseCardenas1 | [email protected] | josecardenas.com.mx