Algunos han propuesto que las personas simplemente se cambien su nombre para evitar todos estos contratiempos y ahorrar tiempo y frustraciones

MÉXICO, 5 de abril del 2016.- Justo antes de que se casaran, el esposo de Jennifer le hizo una seria advertencia: «No utilices mi apellido, te vas a arrepentir todos los días», retrata BBC.

Ella sabía de lo que le hablaba. Los típicos chistes familiares contados en todas las reuniones sociales una y otra vez.

El apellido en cuestión era «Null». Nulo, en inglés. Pero no le hizo caso.

Y tal como las profecías autocumplidas, los problemas comenzaron justo después de la boda, cuando Jennifer intentó comprar unos boletos aéreos con su flamante apellido.

Y en la mayoría de las páginas web recibió como respuesta un error.

Le decían que había dejado en blanco el campo del apellido y que debía intentarlo nuevamente.

Luego de varios intentos optó por hacerlo a través del teléfono, pero eso no puso fin al engorroso proceso.

«La persona al teléfono me preguntaba por qué los estaba llamando si era un proceso tan fácil de hacer por internet. Al explicarles la situación me decían: ‘Eso es imposible'», relata Jennifer.

Pero lo que le ocurrió tiene una explicación simple: la palabra «null» es usualmente insertada en los campos de las bases de datos para indicar que no hay datos.

Leer a detalle en BBC