El padre Solalinde mencionó que la existencia del quinto autobús era un hecho e incluso que probablemente contenía droga en el interior.

 

MÉXICO, DF, 10 de septiembre de 2015.- A casi un año de que el padre Alejandro Solalinde revelara que un grupo de normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, fuera quemado, el religioso sostuvo que sus informantes le habían confirmado tal versión, además de que se mencionó, en esa fecha, la existencia de un quinto autobús.

 

El clérigo aseguró en entrevista telefónica con Quadratín México que su información no estaba tan fuera de la realidad sobre la incineración de algunos estudiantes, pero en otro lugar y no en el basurero de Cocula como argumentó el ex procurador, Jesús Murillo Karam.

 

Además, recordó que en el informe, que le dieron seis testigos de los hechos, mencionó que la existencia del quinto autobús era un hecho e incluso que probablemente contenía droga en el interior.

 

“Yo hace casi un año comenté de que algunas personas me brindaron información de que un pequeño grupo de normalistas habrían sido quemados, no en el basurero, sino en el mismo Iguala, de cuántos no me dieron la cifra exacta, pero no eran todos los jóvenes que habían sido secuestrados”.

 

Lee más en Quadratín México