Es tradición que quien obtuvo el niño oculto en la rosca de reyes haga una fiesta, tradicionalmente basada en tamales y atole, ambos productos de maíz.

QUERÉTARO, Qro., 2 de febrero de 2016.- La Fiesta de la Candelaria es una celebración religiosa en la que, de acuerdo al santoral católico, cada 2 de febrero se recuerda al pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la Ley del Antiguo Testamento.

Por ello se acostumbra vestir al niño Dios del nacimiento navideño y llevarlo a oír misa, después es colocado en un nicho donde permanecerá el resto del año.

Asimismo, es tradición que quien obtuvo el niño oculto en la rosca de reyes haga una fiesta, tradicionalmente basada en tamales y atole, ambos productos de maíz.