QUERÉTARO, Qro., 26 de septiembre de 2014.- A menos de 48 horas de su detención, el juez federal de distrito ordenó la libertad del ‘pollero’, que fue asegurado en el municipio de Jalpan y que llevaba a seis menores de edad de El Salvador, con rumbo a la frontera.

Al respecto, el gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa, lamentó esa determinación por parte del juez, pues al ser un delito federal quedó en manos de dichas autoridades y ya no de las locales.

«Eso no está en nuestras manos, nosotros hacemos nuestro trabajo con detener a estas personas y después se sujetan a la consideración del juez», expresó.

Además, aunque el mandatario estatal se dijo respetuoso del Poder Judicial, aseveró que debería haber una investigación más meticulosa para este tipo de ilícitos, pues se debe aplicar una sanción, de acuerdo con el delito que se cometió.

«(Los policías) se arriesgan, hacen la detención (…) yo quisiera, yo pediría que estas personas que se dedican a violar la ley y que ponen en peligro la vida de las personas pues tuvieran un castigo que estuviera del tamaño del delito que están cometiendo y no que salieran en libertad», finalizó.