QUERÉTARO, Qro., 25 de enero de 2014.- Con la finalidad de proteger a la población queretana, la Secretaría de Salud en el estado refuerza las medidas de promoción y prevención para reducir la posibilidad de exposición y transmisión de los virus que ocasionan las Infecciones Respiratorias Agudas (incluyendo la influenza) presentes en esta temporada.

Las infecciones respiratorias agudas, son la principal causa de consulta médica en el mundo. En México, se presentan alrededor de 25 millones de este tipo de padecimientos anualmente. La incidencia de casos se incrementa en  temporada de bajas temperaturas.

Conforme a los registros del Sistema de Vigilancia Epidemiológica para Influenza (SISVEFLU), del 1 al 23 de enero de este año, se han confirmado mil 517 casos de esta enfermedad en el país, equivalentes a 18 por ciento de los casos por Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), reportados por las instituciones integrantes del Sistema. Las defunciones suman 135 en lo que va del año.

La mayoría de los enfermos se han atendido en las instituciones estatales de salud y la proporción más alta ha correspondido a pacientes infectados por la variedad H1N1 del virus de influenza. Este virus estacional, provoca cuadros más severos en adultos entre 35 y 55 años que padecen alguna enfermedad crónica como obesidad y diabetes.

En el estado de Querétaro en el presente año se tiene registro de 56 casos de Influenza, de los cuales 39 corresponden a influenza A (H1N1).

Parala Secretaría de Salud resulta importante informar que la influenza es una enfermedad aguda de las vías respiratorias que se presenta año con año, es curable y controlable si se recibe atención médica oportuna.

Para el tratamiento de influenza, el Sistema de Salud  del país dispone de una amplia reserva de 1.3 millones de tratamientos del antiviral Osetalmivir.

Las personas que tienen mayor riesgo de contraer esta enfermedad y sufrir complicaciones son los menores de 5 años y mayores de 60, así como las mujeres embarazadas, personal de salud, personas con enfermedades crónicas y personas que tengan comprometido el sistema inmune.

A estos grupos de riesgo se recomienda la aplicación de la vacuna contra influenza, ésta protege contra los virus A (H1N1), A (H3N2) e influenza B. Es gratuita y se aplica en las unidades médicas y centros de salud.

En caso de que alguna persona presente fiebre, dolor de cabeza y tos, acompañados de uno o más de los siguientes síntomas: escurrimiento, enrojecimiento y/o congestionamiento nasal; dolor de articulaciones, muscular, de pecho, de estómago; dolor al tragar; decaimiento; diarrea, es de vital importancia acudir de inmediato a la unidad de salud

En los niños (as) menores de 5 años se considera un signo cardinal la irritabilidad, en lugar de dolor de cabeza.

Con la intensión de evitar contagios ,la Secretaría de Salud exhorta a la población a aplicar como un hábito las siguientes medidas de prevención:

Lavarse las manos con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol frecuentemente, al llegar de la calle; después de tocar áreas de uso común como manijas, barandales, mesas, teclados; después de ir al baño, antes de comer o cocinar.

No tocarse la cara con las manos sucias, sobretodo la nariz, boca y ojos.

Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común.

Ventilar sitios cerrados como la casa, oficina, transporte, centros de reunión.

Cubrirse con un pañuelo o con el ángulo que forma el brazo con el antebrazo, al toser o estornudar

Consumir alimentos altos en vitaminas C y D, así como abundantes líquidos.

Asimismo, es importante: Abrigarse al salir, utilizando varias capas de ropa, especialmente niños y adultos mayores, utilizar ropa gruesa, preferentemente de algodón; evitar prendas ajustadas y de tela sintética; tras permanecer mucho tiempo en un lugar caliente, tapar la boca al salir; cubrir lugares en las habitaciones por donde puedan entrar corrientes de aire frío; no exponerse a humo del cigarro y en general abstenerse de fumar y evitar en lo posible la exposición a contaminantes ambientales.