QUERÉTARO, Qro., 19 de marzo de 2014.- El titular de la Unidad Municipal de Protección Civil de Querétaro (UMPCQ), Amadeo Lugo Pérez, afirmó que tras el fallecimiento de la bebé de 10 meses, el cual fue provocado por una asfixia por bronco-aspiración, y las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de Justicia (PGJ), la Usebeq, Secretaría de Educación e incluso la Defensoría de los Derechos Humanos, quedó la incertidumbre sobre si el servicio que se presentaba en la guardería NANI era confiable.

“Una vez que se hace un análisis integral del proceder de cada una de las instancias, al revisar el análisis, nos queda la incertidumbre”

La mañana de este miércoles Protección Civil colocó sellos de suspensión en la guardería ubicada en Jardines de Querétaro, mientras que Inspección municipal realizó la clausura de las instalaciones.

Lugo Pérez informó a QUADRATÍN Querétaro que la dependencia debe verificar que el servicio que se presta en las instancias sea “cálido, confiable y seguro”, pero ante el fallecimiento de la menor les generó la duda sobre si la guardería Niños Amados Niños Integrados (NANI) cumplía con estos requisitos.

“Nos genera la duda si sea un servicio confiable, un servicio seguro y lo que tenemos nosotros es tener la certeza de que el personal tiene los conocimientos asimilados para ponerlos en práctica”

Ante el cuestionamiento sobre si se realizarían revisiones a otras guarderías o instancias del municipio de Querétaro, el titular de la UMPCQ aseguró que el hecho de la bebé de 10 meses que falleció fue “un hecho aislado”, asegurando que el 98% de las guarderías que existen cumplen con los requisitos que se les solicita para funcionar.

“Arriba del 98, 99% (de las guarderías) están cumpliendo con los requisitos solicitados (…) En este caso en lo particular estamos siendo muy específicos por el hecho, es un término que no me gusta utilizar mucho, estamos hablando de un hecho aislado y por consecuencia tenemos que actuar de una manera muy específica”

Finalmente, mencionó que se estarán realizando las diligencias necesarias para verificar la capacitación de los trabajadores de la guardería NANI, quienes se encontraban a cargo de la menor cuando ocurrió el deceso.

“Estaremos nosotros viendo la metodología que se utilizó por parte de la empresa que los capacitó para evaluarlo (…) y que podamos nosotros tener la certeza de que fueron de una manera correcta y ante un hecho aislado tenemos que hacer esas particularidades en nuestro proceder”.