Monterrey, NL., 6 de marzo de 2016.- Doce órdenes de aprehensión fueron ejecutadas a igual número de reos del penal de Topo Chico por estar implicados en los homicidios de 48 internos en enfrentamientos entre grupos rivales, publica Reforma.

De acuerdo con fuentes, la acusación del Ministerio Público contra internos fue por los delitos de delictuosa y homicidio.

La imputación fue sólo a 48 reos victimados, de los 49 que murieron en Topo Chico, porque uno de éstos murió al ser baleado por un celador durante los disturbios.

 

Lee más en Reforma