QUERÉTARO, Qro., 29 de enero de 2015.- La empresa Gas Exprés Nieto, cuya una de sus pipas provocó el colapso de una gran parte de un hospital materno-infantil en la capital del país -suceso que dejó varios muertos y un gran número de heridos- la mañana de este jueves, tuvo un trágicamente similar percance en la capital queretana en 2014.

El 28 de julio, el citado vehículo provocó un flamazo, que afectó gravemente algunos inmuebles -incluida una clínica- en la colonia Cerrito Colorado, dejando como saldo tres muertos y grandes pérdidas económicas.

En aquella ocasión, el proceso para que la empresa cumpliera con las demandas de los afectados se prolongó durante más de un mes, lo que generó polémica entre la sociedad queretana.