ZIHUATANEJO, Gro., 17 de junio de 2014.- Comenzó el trabajo físico duro en la pretemporada que los Gallos Blancos de Querétaro llevan a cabo en Ixtapa.

 

En punto de las 08:00 horas el equipo viajó a la la cancha «Bombonera», en el municipio de Pantla, para realizar trabajo físico con balón, principalmente, además de ejercicios en espacios reducidos, con la constante intensidad que el director técnico Ignacio Ambríz imprime a cada entrenamiento para ir retomando ritmo colectivo.

 

El trabajo duró poco más de una hora y jugadores como Danilo Verón, Ricardo Osorio, Sergio Santana, Raúl Rico, Jorge Gastelum, Sinha y los jóvenes que hacen su primera pretemporada con el equipo comenzaron a tomar consciencia del orden táctico que requiere el técnico.

 

Por su parte, el profesor Óscar Resano trabajó a tope con los porteros con varios ejercicios de potencia, fuerza y reflejos, que permiten a los cancerberos un desarrollo más enfocado en la parte de la técnica y la corrección de algunos detalles.

 

Al entrenamiento matutino se dieron cita niños de la localidad, quienes salieron de su escuela primaria Nicolás Bravo para ver la última parte del entrenamiento y tomarse fotos con algunos jugadores y miembros del cuerpo técnico antes de que se subieran al autobús que los transporta.

 

Al medio día, el trabajo de gimnasio consistió en circuito de pesas y potencia; tuvo una duración de una hora.

 

Ya por la tarde, inmersos en la playa, la labor física duró poco más de una hora, complementando ejercicios de fuerza para piernas y resistencia en general.

 

El plantel quedó visiblemente exhausto, y luego de un breve descanso, realizó la cena de carbohidratos.