QUERÉTARO, Qro., 2 de marzo de 2015.- La falta de instrumentos y leyes que castiguen la corrupción provocaron que en una década se perdieran 86 mil millones de dólares por desvíos, subejercicios, despilfarros y pagos indebidos, en el gobierno federal, según el reciente reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), por lo que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió al Senado aprobar la ley anticorrupción para sancionar a los responsables de esos ilícitos, publica El Universal.

El presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que en los últimos siete años la opacidad en el país creció 80%, estimando la ASF que en el último año 56 mil millones de pesos terminaron «en un agujero negro».

Además de que urge combatir la opacidad y la falta de control a nivel estatal y municipal, ya que en los últimos 15 años se les otorgaron 355 mil millones de dólares de recursos federales, pero «se ha esfumado entre el dispendio, la opacidad y la mala administración… Con un amplio espacio para la discrecionalidad y la impunidad de funcionarios, mandatarios y estructuras caciquiles que manejan los presupuestos públicos con un claro enfoque patrimonialista».

La nota completa en El Universal