DRENTHE, Países Bajos, 25 de febrero de 2015.- Durante los últimos 160 años, una estatua budista se ha encontrado albergada en una de las más prominentes salas de exhibición del Museo Drents, en los Países Bajos, sin embargo, algo verdaderamente inusual pernocta dentro del revestimiento de oro y flor de loto que compone a esta magna obra del culto tibetano: una momia.

De acuerdo al Washington Post, el inusual hallazgo pudo hacerse gracias a una tomografía computarizada y una endoscopia, estudios que permitieron dictaminar que la estructura del esqueleto del maestro budista Liuquan, miembro de la Escuela China de Meditación y quien vivió alrededor del año 1100, se encuentra dentro de la estatua de oro.

Al momento, se reporta que investigadores del Museo Drents encontraron material no identificado y pedazos de papel impresos en las cavidades abdominales torácicas y abdominales del monje, “en el preciso lugar donde alguna vez existieron órganos”, y aunque los escritos en chino antiguo al interior de la momia no han podido ser descifrados, los analistas hablan de una automomificación de Liuquian.

«Hablamos de momias cuando además de los huesos de los tejidos blandos, como la piel, el cabello y los músculos de una persona fallecida o animal han sido preservados. Las momias no sólo se encuentran en Egipto, sino en todas partes del mundo «, precisó el Museo Drents a través de un comunicado, donde establece que “nuevas técnicas nos dan mucha información sobre la vida y la muerte de las personas que se convirtieron en momias.

“Es una práctica que monjes budistas tenían en Asia, bastante común, en la que se sometían a una estricta dieta. Dicha dieta tenía incluso el consumo de hierbas venenosas y líquidos tóxicos, al punto de morir de hambre y poder preservar el cuerpo. Una vez que los monjes estaban en sus últimos momentos, eran enterrados vivos”, precisa el experto en budismo, Erik Bruji, quien añade que el monje podría encontrarse en “un estado de meditación profundo”.

La estatua de Buda que contiene los restos momificados se encuentra actualmente en exhibición en Hungría en el Museo de Historia Natural, de forma que los expertos en la materia ya han vinculado el caso con el del “monje budista inmortal”: un Lama de nombre Dashi-Dorzho Itigilov (http://guerrero.quadratin.com.mx/Sorprende-al-mundo-monje-budista-inmortal/), quien fuera hallado apenas el pasado 5 de febrero en un curioso estado de “meditación” y que, de acuerdo al Instituto Mongólico de Artes Budistas, se encuentra en perpetua inmortalidad.

Leer más en The Washington Post y ViralNova