QUERÉTARO, Qro., 5 de octubre de 2014.- Un día de emociones encontradas se vivió en la cuarta edición del Querétaro Maratón, donde participaron más de 18 mil corredores.




Niños, jóvenes, mujeres, hombres, adultos mayores y personas con discapacidad se encontraban listos y con grandes expectativas. En punto de las 07:00 horas se dio el balazo de salida y comenzaron a salir cada una de las diversas categorías.




Con gran emoción los aproximadamente 120 mil observadores, distribuidos en todas las calles de la capital, echaban porras a cada uno de los corredores, mientras que el sonido local y el mariachi amenizaba el caminar, el trotar o el correr




«Cinco kilómetros (corrió) lo terminé bastante bien, ahorita no pudiera recuperarme (…) nadie vengo de México pero tengo familiares aquí, miré nada más, por un pequeño aventón de un metro caí de rodilla y me lastimé, pero si pude correrlos aún así, «, compartió Jorge alberto Ruvalcaba Hernández, de 72 años de edad, participante del Querétaro Maratón.




«(¿Participaste?) Sí (¿qué sentiste?) padre», expresó el niño Alejandro, de tres años, quien acompañó a su papá.




Causas, vida y muerte caracterizó a esta edición del maratón; una mujer de 38 años falleció a causa de un infarto, dos espectadoras iniciaron labores de parto, dos parejas se comprometieron,y entre los participantes había quienes su participación tenía un motivo particular.




«Esta carrera se la dedicamos a mi hermano, entre varios hermanos y sobrinos y familiares por la pronta recuperación de mi hermano Manuel Vega, tuvo un derrame en el cerebro, pero ya está saliendo», manifestó Francisco Vega Malignó, quien junto a su hijo corrió 21 kilómetros descalzos.




En el Querétaro Maratón también participaron políticos y funcionarios, como el presidente municipal, Roberto Loyola Vera; el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Pío X Salgado; y el gobernador José Calzada Rovirosa, que corrió junto a toda su familia.




«Nosotros salimos a correr en las mañanas, o en las tardes, y las largas las hacemos los sábados o los domingos, para prepararnos 21 km nos estuvimos entrenando unos tres meses antes, aunque regularmente mantenemos un buen ritmo de trabajo (…) muchos se preparan y el propósito es dejar el cigarro, o algún hijo que tiene algún problema, se lo dedican, sacan fuerzas de la adversidad», expresó Calzada Rovirosa.




Y así finalizó una edición más del Querétaro Maratón, el cual quedará protegido para que se lleve a cabo cada primer domingo de octubre de hoy en adelante.