«Principalmente lo que nos ha afectado a nosotros como municipio es en la operatividad, en el funcionamiento operacional», sostuvo el alcalde.

QUERÉTARO, Qro., 2 de febrero del 2016.- El embargo que sufrió el municipio de Cadereyta alcanzó a las cuentas del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) y del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), destinadas para la seguridad pública y para el combate contra la pobreza, reveló el alcalde, León Enrique Bolaño Mendoza.

«Principalmente lo que nos ha afectado a nosotros como municipio es en la operatividad, en el funcionamiento operacional, no así en el tema de obra pública, en el tema de programas sociales y apoyos sociales, en ello no (…) el último embargo si nos afectó un poco en lo que es una responsabilidad del municipio como es el caso de que nos hayan embargado cuentas de Fortamun y FAIS, que por ley no se pueden embargar», precisó.

El presidente municipal confirmó que, derivado de los adeudos que tiene el ayuntamiento por casi un millón de pesos para el pago de las liquidaciones a ex trabajadores de la pasada administración, están embargados además del panteón municipal, otros bienes inmuebles y cuentas bancarias.

Por ello, informó que han solicitado un apoyo al Gobierno Estatal, y de igual forma, el municipio ha tenido que eliminar gastos, recortar en un 20 por ciento la nómina y priorizar acciones.

«No es una obligación del estado el rescate del municipio, es una responsabilidad como tal del propio  del municipio, donde este debe hacer sus ahorros», finalizó.