QUERÉTARO, Qro., 16 de julio de 2014. El tema de las relaciones sexuales debe hablarse y corresponde exclusivamente a la familia, sostuvo el coordinador general de la Usebeq, Jaime Escobedo Rodríguez.

«Es muy importante que diferenciemos los contenidos científicos de la educación sexual que nosotros estamos obligados a ofrecer en la educación pública, y una cosa diferente es el momento en el que los chicos o los jóvenes puedan tener relaciones sexuales, me parece que en este caso es un tema que se discute al interior de la familia, cuándo los jóvenes pueden tener relaciones sexuales, cómo las puedan tener», consideró.

Agregó que al interior de las escuelas, desde el preescolar hasta la secundaria, a los alumnos se les imparte educación sexual, según el grado de estudios que cursan.

«Nosotros iniciamos la educación sexual en el preescolar con el reconocimiento que hace el niño de su cuerpo, su motricidad, su manejo dimensional, en fin, así también en la primaria y secundaria, en el bloque dos de ciencia con enfoque en biología, ahí damos información», precisó.

Aclaró que en clases ofrecen los materiales, libros y secuencia didáctica, con la información correspondiente.