Los aztecas hallaron un águila posada sobre un nopal devorando una serpiente, lugar donde se asentarían atendiendo el llamado de Huitzilopochtli.

MÉXICO, DF, 13 de marzo del 2015.- Este viernes se cumplen 690 años de la fundación de la Gran Tenochtitlán, luego que la tribu azteca, comandada por su líder, Tenoch, condujo la última etapa de una migración que surgió desde el noroeste del país en busca de la tierra prometida.

El 13 de marzo de 1325, los antiguos mexicanos hallaron sobre un nopal a un águila que devoraba una serpiente, lugar donde fundarían reino, atendiendo el llamado de su deidad Huitzilopochtli.

Este símbolo trascendió los siglos y quedó inmortalizado en nuestro Escudo Nacional, el cual está presente en la Bandera, y en edificios emblemáticos de la capital como el Palacio Nacional, el edificio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la mismísima Catedral Metropolitana, comparte Quadratín México.